Construcción de playas artificiales

Construcción de playas artificiales

La restauración de las playas tiene como objetivo principal  la conservación del entorno medioambiental costero,  considerándose como programas de adaptación para resolver la problemática que se presenta con diversos factores como  inundaciones, eventos de huracanes, tormentas, nortes, aumento en el nivel del mar, uso desmedido de las playas, entre otros. Por otro lado se pueden crear zonas arenosas donde no existían, teniendo en cuenta su compatibilidad con el entorno, pudiendo crear nuevos sistemas y oportunidades, como es el caso de desove de tortugas, además del aprovechamiento turístico.

Para la construcción de playas artificiales se requieren de una serie de estudios hidrográficos previos con la finalidad  de conocer la morfología y las características  del lugar, a continuación se hacen mención de algunos de los estudios más relevantes:

  • Topografía.
  • Batimetría.
  • Medición de corrientes.
  • Búsqueda de bancos de arena.
  • Análisis de granulometría.
  • Caracterización marina.
  • Entre otros.

El material utilizado para la construcción de playas artificiales puede ser de un suministro terrestre  el cual se obtiene de yacimientos naturales (productos de cantera) o marítimo el cual se obtiene de bancos de préstamo de dársenas y canales de entrada próximos.  La más conveniente es la arena marítima por el contenido de finos, la forma de los granos y color  los cuales proporciona un aspecto más natural lo cual favorece a la fauna y al sector turístico por el evidente aspecto estético.

Como se menciona en el párrafo anterior la forma óptima para la obtención de arena es la marítima, siendo la anterior la ideal a utilizar en múltiples ocasiones, cuenta con limitantes como la dificultad del trasporte a la costa, requieres de permisos para poder explotar un banco de nivel, se requiere de  grandes volúmenes de arena  y de dragado. Cabe mencionar que a pesar de ello siempre es la más usual y correcta de usar.

FACTORES A CONSIDERAR

Son diversos los factores que influyen en la determinación del sistema de ejecución más conveniente en cada caso. Estos factores están ligados a las características del préstamo a utilizar (zona de dragado), a las de la línea de costa donde se va a efectuar la aportación (zona de vertido) y a las de interrelación entre ambas. Sin olvidar los requerimientos específicos, que por otros motivos (de plazo, estacionales, medio-ambientales, etc.) puede exigir el Proyecto.

En cuanto a los factores a considerar en el proceso de dragado, cabe citar:

– Características geométricas del préstamo.

– Profundidad de extracción

– Granulometría del material

– Espesor de las capas a extraer – Presencia de elementos extraños (bolos, rocas, pertrechos de navegación, etc.)

– Régimen de oleaje, vientos, corrientes y mareas

– Tráfico marítimo

 

Dragado

Dragado de arena.

Cabe mencionar la importancia de los espigones y los rompeolas como protección costera para evitar la pérdida de playas.

1 Comment

Leave a Comment

Nos encantaría conocer tus comentarios acerca de este artículo.